ENLACES IÓNICOS

Los átomos se combinan entre sí para dar compuestos que tienen propiedades diferentes de los átomos que contienen. La fuerza atractiva entre los átomos en un compuesto es un enlace químico. Un tipo de enlace químico, llamado enlace iónico, es la fuerza de atracción entre especies con carga opuesta (iones).

Los iones con carga positiva se denominan cationes; los que están cargados negativamente son aniones. Si un elemento es la fuente del catión o anión en un enlace iónico depende de varios factores, para los cuales la tabla periódica puede servir de guía. Al formar compuestos iónicos, los elementos a la izquierda de la tabla periódica suelen perder electrones, formando un catión que tiene la misma configuración electrónica que el gas noble más cercano. La pérdida de un electrón del sodio, por ejemplo, da a la especie Na, que tiene la misma configuración electrónica que el neón.

image

Los enlaces iónicos son muy comunes en los compuestos inorgánicos, pero raros en los orgánicos. La energía de ionización del carbono es demasiado grande y la afinidad electrónica demasiado pequeña para que el carbono forme de manera realista un ion C 4+ o C 4+ . ¿Qué tipos de enlaces, entonces, unen el carbono con otros elementos en millones de compuestos orgánicos? En lugar de perder o ganar electrones, el carbono comparte electrones con otros elementos (incluidos otros átomos de carbono) para dar lo que se llaman enlaces covalentes.