ÁTOMOS, ELECTRONES Y ORBITALES

Antes de discutir los principios de enlace, primero repasemos algunas relaciones fundamentales entre átomos y electrones. Cada elemento se caracteriza por un número atómico único Z, que es igual al número de protones en su núcleo. Un átomo neutro tiene el mismo número de protones, que están cargados positivamente, y electrones, que están cargados negativamente. Se creía que los electrones eran partículas desde el momento de su descubrimiento en 1897 hasta 1924, cuando el físico francés Louis de Broglie sugirió que también tenían propiedades ondulantes. Dos años más tarde, Erwin Schrödinger dio el siguiente paso y calculó la energía de un electrón en un átomo de hidrógeno mediante el uso de ecuaciones que trataban al electrón como si fuera una onda. En lugar de una sola energía, Schrödinger obtuvo una serie de niveles de energía, cada uno de los cuales correspondía a una descripción matemática diferente de la onda de electrones. Estas descripciones matemáticas se denominan funciones de onda y están simbolizadas por la letra griega ψ (psi).